::Interface Informática:: Tu tienda de ordenadores, mantenimiento informático y servicios web en Buñol::

Noticias

17/07/2014
Consejos para aumentar la seguridad y el rendimiento de tu WiFi



Seguridad y Rendimiento WiFi

Es bastante habitual encontrarnos en la situación en la que un vecino intenta aprovecharse de nuestra conexión a Internet y además de ir más lenta también falla, por lo que no debemos descuidar la seguridad de nuestra red WiFi. Cuando contratamos una conexión a Internet normalmente dejamos la configuración de nuestra red con sus parámetros por defecto. O como mucho modificamos la clave y el nombre de la red utilizando nuestra fecha de nacimiento o el nombre de usuario que utilizamos para todas nuestras cuentas de Internet. Y nos quedamos tan tranquilos. Si no tomamos unas mínimas medidas de seguridad cualquier usuario con algo de curiosidad puede hackear nuestra red WiFi.

Cambiar el nombre por defecto de la red WiFi

Dependiendo de cada operador, tu red WiFi comenzará por una nomenclatura genérica. Al cambiar el nombre lo que conseguimos evitar es que nos ataquen con programas automáticos que utilizan cálculos prefijados definidos por el nombre de nuestra red (SSID). Para renombrar la red necesitas acceder al programa de gestión del router, mediante la instalación de una aplicación o accediendo por la ruta genérica, escribiendo en el navegador 192.168.1.1 e introduciendo el usuario y la contraseña.

Seleccionar el protocolo de seguridad

WEP

A día de hoy, este método de encriptación no proporciona un nivel de seguridad suficiente. El cifrado de clave que proporciona es estático y su longitud va de 5 a 13 caracteres, por lo que es más sencillo de descifrar que otros protocolos de seguridad más avanzados.

WPA

Cualquier punto de acceso ofrece cifrado WPA, que supone un aumento considerable de seguridad frente al WEP. El cifrado que emplea es dinámico, es decir que la clave cambia a intervalos de tiempo. Además, la longitud de la clave va de 8 a 63 caracteres, lo que necesariamente supone un mayor tiempo para poder ser descifrada.

WPA2

Es el protocolo más robusto que podemos seleccionar para una red WiFi doméstica. Su diferencia respecto a WPA es que utiliza un nuevo y mejorado sistema de cifrado AES frente al TKIP anterior, del que ya se han descubierto vulnerabilidades. Pero como contrapartida podríamos experimentar una señal WiFi más débil o incluso un sobrecalentamiento de nuestro router, ya que le exigimos una mayor carga de trabajo, aunque todo esto merece la pena para evitar ponérselo fácil a los hackers.

Recomendaciones para proteger tu WiFi

El que tengas un cifrado WPA2 no nos asegura en ningún momento que nuestra clave sea indescifrable, por lo que debemos cambiar la clave por defecto de la red WiFi. Con esto, lo que evitamos es que los programas populares para hackear redes WiFi descubran nuestra contraseña mediante el conocimiento de algoritmos de generación de claves. Procura combinar letras mayúsculas, minúscula, números y símbolos, y que la longitud de la contraseña tenga un mínimo de 15 caracteres.

También resulta útil cambiar la contraseña que permite acceder a las opciones administrativas del router. Los nombres de usuario y contraseñas por defecto de estos dispositivos suelen ser fáciles de adivinar y cualquier persona que tenga acceso a ellas podrá alterar la configuración del router WiFi sin necesidad de tener acceso físico a él.

Configura el punto de acceso

Debemos configurar el punto de acceso para que el router WiFi sólo sea accesible desde una red local LAN.

Filtra las direcciones MAC y así sólo tus dispositivos se podrán conectar. La dirección MAC es el identificador del dispositivo que se conecta a la red WiFi. Es una de las formas más seguras que tenemos para proteger nuestra red, ya que si no está listada la dirección MAC de nuestro dispositivo, la red no le asignará una dirección IP. Deberemos recordar que si cambiamos de ordenador o de smartphone necesitaremos dar de alta el nuevo dispositivo o no tendremos conexión a Internet.

Limita el número de equipos que pueden conectarse a tu red WiFi y revisa el número de conexiones activas para comprobar que no hay ninguna de más.

Por último, desactiva la opción SSID broadcast. De esta forma la red no será visible en las búsquedas de los atacantes, aunque sí podrán añadir el nombre de red manualmente y conectarse.

Apagar el router WiFi cuando no lo utilices

Tal vez este sea un consejo básico, pero es algo que funciona muy bien, ya que de esta forma evitamos dejar nuestro router visible durante mucho tiempo, por lo que los atacantes o los programas automáticos que pueden descubrir la contraseña de nuestra red WiFi, tendrán menos oportunidades para hackearla..

Fuente: Primicia - Diseño y Desarrollo de páginas web

Volver

Av País Valenciano, n° 5 | Buñol (46360) - Valencia
96 250 33 63 | ventas@interfaceinformatica.es


© Copyright 2011 interFace - Todos los derechos reservados